fbpx

Competencias digitales en el empleo: el futuro de la formación

11 Feb 2021

A día de hoy son incontables las publicaciones que giran en torno a la digitalización, y más aún desde que comenzara la crisis del coronavirus. La transformación digital destaca desde hace algunos años en la agenda de empresas y administraciones públicas como uno de los más importantes factores de desarrollo estratégico. 

Que el mundo está cambiando y transformándose hacia el online no es nada que no sepamos pero, ¿qué vamos a necesitar para hacer frente a esta transformación? ¿Cómo deben formarse las generaciones actuales y futuras? Sin un conocimiento de las competencias digitales necesarias, será difícil que las empresas evolucionen rápidamente, a la vez que los empleados perderán competitividad en el mercado laboral. 

competencias digitales

Cambios en la demanda de trabajo

Es lógico que algunos se pregunten qué va a suceder con el empleo, sobre todo teniendo en cuenta que muchas de las tareas actuales se automatizarán. Sin embargo, la balanza se compensará con multitud de nuevas profesiones. Algunas ya comienzan a emerger, mientras que muchas ni si quiera existen todavía. El problema fundamental que habrá que resolver en un futuro será, por tanto, la concordancia entre las profesiones demandadas y las habilidades de los empleados.  

El 11% de las empresas españolas demandaban en 2019 perfiles tecnológicos y este porcentaje va en aumento, con el objetivo de acercarse a la realidad digital. De hecho, en los últimos 7 años se ha doblado el porcentaje de compañías que buscan especialistas TIC. Incluso aquellas empresas que ya estaban digitalizadas amplían ahora sus servicios online, virtualizando sus ventas o su sistema de atención al cliente. La pandemia ha acelerado el cambio en todos los ámbitos de la vida personal y profesional y nos ha llevado a adoptar nuevas habilidades y conocimientos. 

Por tanto, será fundamental tanto para empresas como para trabajadores definir y conocer qué nuevas habilidades van a ser necesarias. Además, deberá de cambiar la forma de entender la formación, más flexible y adaptada a la realidad del mercado laboral.

Intervención de las empresas en la formación

En este momento existe un desequilibrio entre la oferta y la demanda de perfiles TIC, para los que el número de vacantes es tan amplio que apenas hay desempleo. Según el último estudio de la Fundación VASS sobre Empleabilidad y Talento Digital las  competencias  técnicas  tenían en 2019  un  gap  del  50,4%, casi 8 puntos porcentuales más que en 2018 y la tendencia va en aumento.

Y el problema no es solo la escasez de titulados en áreas tecnológicas, sino la rigurosidad de las carreras de tecnología que impide la adaptación a la evolución del mercado. Esto provoca un desajuste entre las habilidades que las empresas requieren y las de los perfiles que terminan una carrera. Por tanto, o bien los estudiantes se ven obligados a invertir en una formación adicional o bien las empresas tienen que crear programas para capacitar a sus perfiles más junior.


Formación dentro de las empresas: Upskilling y Reskilling

Aunque comentábamos anteriormente la importancia de capacitar a los nuevos empleados, lo cierto es que la transformación digital hace que los proyectos formativos sean necesarios para prácticamente todos los perfiles.  Las iniciativas como el upskilling o el reskilling son ya una realidad y una necesidad dentro de la gran mayoría de empresas:

  • Upskilling: este tipo de proyectos se centran en capacitar a los empleados para que desempeñen mejor sus funciones actuales. 
  • Reskilling: aunque también se trata de programas de formación, en este caso el objetivo es la capacitación en nuevas competencias para reciclar y transformar los perfiles orientándolos a las necesidades de la compañía.

Mientras que estas iniciativas nacen en el corazón de la empresa, el otro gran ámbito que queda por cubrir y transformar es el académico. Y para ello resultará imprescindible, en los próximos años, potenciar la tendencia a la colaboración entre las instituciones académicas y el mundo empresarial.

competencias digitales

La universidad abre sus puertas a las empresas

En los últimos años las universidades han comenzado a desarrollar iniciativas para encontrar la coherencia entre sus planes formativos y los conocimientos demandados por las empresas. Para ello, se está potenciando la formación continua de los docentes y permitiendo que la empresa privada intervenga. Esta intervención se realiza a través de la inclusión de nuevas asignaturas dentro del plan de estudios e incluso con la colaboración de distintos profesionales en Masterclass de diversas temáticas. La continuidad de esta tendencia será muy importante para que los profesionales del futuro sean el motor de la innovación y encuentren su hueco en el mundo laboral.

Otra inclinación cada vez más extendida es la creación de “Bootcamps”, cursos intensivos que pueden convertir al alumno en un experto sobre cualquier temática (desarrollo, programación, Big Data…) en tiempo récord. Un ejemplo de estos Bootcamps es el devCamp impulsado por Bottega proyecto que se integra con la estrategia que seguimos desde VASS para la transformación de perfiles, evitando la obsolescencia.

¿Hard Skills o Soft Skills?

Más allá de cómo o dónde se imparta la formación en competencias digitales es muy importante saber cuáles son estas competencias, qué skills formarán al profesional del futuro.

Lo más habitual es pensar en hard skills como la programación, el manejo de programas informáticos o el conocimiento de distintas tecnologías. Sin embargo, las soft skills deberían ocupar un lugar nada residual en la educación. El mercado evoluciona y por mucho que la educación se adapte a las competencias de hoy, mañana habremos cambiado. Cada persona cambiará de puestos y tareas varias veces a lo largo de su carrera y por eso es tan importante trabajar la flexibilidad, la mentalidad de constante aprendizaje y reinvención. A día de hoy las empresas necesitan mentes abiertas que apoyen la transformación, las metodologías agiles triunfan en todos los ámbitos y todo esto requiere de un personal preparado para asumir e impulsar el cambio.

Por tanto, ¿cuáles serán algunas de las skills imprescindibles de cara al futuro?

  • Hard skills: se buscarán perfiles especializados en áreas como tecnología, informática, programación, ciberseguridad, ecommerce, Big Data, IA, Cloud Computing, etc.
  • Soft skills: las personas deberán ser multidiscilplinares, flexibles, con visión estratégica, habilidad para gestionar equipos en remoto y capaces de moverse en un entorno híbrido que combinará el trabajo online con el presencial.

El futuro es digital

Como ya adelantábamos, son muchos los puestos de trabajo que van a desaparecer tal y como los conocemos hoy en día. La robotización va a llegar, pero aparecerán miles de empleos más. Conscientes de esta situación, que se suma a la actual crisis financiera derivada de las restricciones por la pandemia, Europa ya ha puesto en marcha un Fondo de Recuperación y Resiliencia. En total, España recibirá financiación de hasta 140.000 millones de euros que se materializarán en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia .Con este, el sector público tiene como objetivo, entre otros, apoyar el reciclaje de todos los profesionales gracias a la formación de personaspara cubrir las crecientes vacantes digitales (desde la digitalización en escuelas y universidades hasta la recualificación en el trabajo).

La tecnología siempre va a ser la punta de lanza y por ello es tan importante el aprendizaje. Muchas carreras desaparecerán en apenas unos años, mientras que otras se transformarán  para adaptarse a las competencias que el mercado demande. Además, son muchas las empresas que comienzan a construir su estrategia en torno a presupuestos formativos más altos que permiten aumentar y actualizar los conocimientos de sus empleados y lograr con ello que la transformación digital se lleve a cabo con éxito.

En definitiva, el éxito en el futuro pasa sin duda por la coordinación entre la educación y las competencias digitales que el mercado requiere.  


Marlene Sanchez

Training Manager at GRUPO VASS

Responsable dentro del Grupo VASS de la Dirección de Talent Solutions, área destinada al diseño de soluciones de aprendizaje bajo tecnologías innovadoras, encargada de la definición de la estrategia para el go to market de los nuevos productos y soluciones definidos dentro del área.

Share This