fbpx

El 78% de las empresas de servicios digitales en España espera inaugurar el año 2023 con un crecimiento de su actividad económica

    20 Dic 2022

      • El indicador de clima de negocio del sector alcanza los +56,6 puntos y continúa doblando al promedio de la UE, que se sitúa en los +25,9 puntos. 

    En un clima de incertidumbre económica y previsiones prudentes de crecimiento de cara al año 2023, la gran mayoría del sector de servicios digitales en España se mantiene optimista respecto a sus ingresos a corto plazo. De hecho, el 78,3% de las empresas espera un crecimiento de su actividad entre diciembre de 2022 y febrero de 2023. 

    Esta es una de las principales conclusiones del barómetro mensual TIC Monitor, elaborado conjuntamente por VASS y el Centro de Predicción Económica CEPREDE. Un informe que este mes destaca especialmente el crecimiento de 20 puntos respecto al mes anterior en el indicador del clima de negocio del sector, que alcanza los +56,6 puntos y continúa doblando al promedio de la UE que se sitúa en los +25,9 puntos. 

    “España sigue manteniendo un optimismo diferenciador respecto al resto de la Unión Europea en lo que se refiere al futuro del sector tecnológico”, afirma Antonio Rueda, director de VASS Research y responsable de TIC Monitor, que añade “en esta última entrega podemos reafirmar que las empresas de servicios digitales españoles atraviesan un momento dulce, y que las incógnitas derivadas de la inestabilidad internacional o el cambio de coyuntura en la política monetaria no parecen estar impactando por el momento en la evolución de la mayoría de ellas”. 

    Las buenas perspectivas de los empresarios españoles responden a un año que, en sus meses finales, sigue reflejando un notable desempeño del sector de servicios digitales. Tal es así que el barómetro mensual TIC Monitor ha registrado un crecimiento interanual del 19,5% en este tipo de empresas, entre septiembre de 2021 y septiembre de 2022. En el promedio de todo el año este crecimiento se sitúa en el 18,2% y, descontando el impacto de la subida de precios marcada por el IPC de servicios, este crecimiento se enmarca en el 15,1%. 

    “Las cifras son también positivas si nos fijamos en la facturación por empleado, que es una razonable aproximación a la productividad del trabajo en el sector. Este indicador, que durante dos años ha estado acusando un severo impacto, ha experimentado un crecimiento del 9,5% entre septiembre de 2021 y 2022, lo que nos demuestra que las empresas de servicios TIC españolas no solo son exitosas y resilientes, sino que también son muy eficientes”, destaca Rueda. 

    Ajuste en el ritmo y las previsiones de contratación 

    La gran mayoría de los empresarios tecnológicos en España se muestran muy optimistas respecto a las previsiones de facturación para principios del 2023. Unas perspectivas que se mantienen también positivas respecto a la empleabilidad del sector a corto plazo, aunque el nivel de optimismo se modere. Así, el indicador de creación de empleo se rebaja de los +53,9 puntos de la anterior edición a los +39,1 puntos en la presente, lo que equivaldría a decir que casi el 70% de las empresas de servicios digitales espera aumentar plantilla entre diciembre y febrero. 

    Estas previsiones más comedidas parten de un ligero enfriamiento en el ritmo de contratación de talento especializado que, en términos de evolución interanual, pasa de un crecimiento del 8,2% al 7,7% en esta entrega. 

    “Pese a esta pequeña relajación en la empleabilidad, la buena trayectoria de contratación en las empresas TIC es innegable. El sector cuenta ya con 43 mil afiliados más que en diciembre de 2021, su crecimiento no se ha estancado en ningún momento y cuenta con una sólida base de más de 433.000 afiliados a la seguridad social”, afirma Antonio Rueda.

    Share This